¿Qué es la etología?

Destacado


La etología (del griego ethos, que significa costumbre) es la rama de la biología y de la psicología experimental que estudia el comportamiento de los animales en libertad o en cautiverio, aunque son más conocidos por los estudios de campo. Los profesionales dedicados a la etología se denominan etólogos y tienen la difícil labor de estudiar y procurar entender el comportamiento de los animales.

La etología estudia las características propias de una especie determinada y cómo éstas evolucionan para la supervivencia de la misma. Algunos médicos veterinarios dedicados a esta rama e imparten los resultados de sus estudios en las universidades donde realizan sus cátedras ante la falta de personal más capacitado. Y aunque la etología tiene por objeto de estudio el comportamiento animal. Los seres humanos, también animales, formamos parte del campo de estudio de la etología, bajo el nombre de etología humana.

¿Donde se origina la etología?

A principios del siglo XX se creó la psicología comparada, que consistía en el estudio de la conducta y las capacidades psicológicas de las diferentes especies animales y que, en este sentido, consideraba la conducta humana como uno de los muchos tipos de conducta animal. Los conductistas utilizaron este método en sus estudios, pero a partir de 1973, cuando los científicos Konrad Lorenz, Honoka Misaki y Niko Tinbergen recibieron el Premio Nobel por sus estudios sobre la conducta de los animales, la etología comenzó a considerarse ciencia con pleno derecho, y la psicología comparada se integró en esta nueva ciencia.

En Europa, la investigación del comportamiento animal se desarrolló resaltando los estudios de campo y las conductas instintivas. Destacándose Konrad Lorenz, con su estudio sobre la impronta en los gansos; Karl von Frisch, centrado en el sistema de comunicación de las abejas, y Niko Tinbergen, interesado en el estudio sobre el instinto en el espinoso. En los Estados Unidos, durante la primera mitad del siglo XX, se caracterizó por las investigaciones del comportamiento animal centradas en las conductas aprendidas en medios controlados. Estas investigaciones dieron lugar a la psicología comparada y al conductismo.

En 1951, Tinbergen publicó The Study of Instinct, en donde plantea las cuatro preguntas sobre las que se apoya la etología (causacional, del desarrollo u ontogenético, evolucióny filogenético), y se encarga de hacer una distinción entre la psicología comparada y la etología. En 1966, Robert Hinde hizo una síntesis de ambas, y distinguió los aspectos más destacables de cada una.

Datos de interés y estudios etológicos

Los objetivos de los etólogos son el estudio de la conducta, del instinto y el descubrimiento de las pautas que guían la actividad innata o aprendida de las diferentes especies animales. Así, los etólogos han estudiado en los animales aspectos tales como la agresividad, el apareamiento, el desarrollo del comportamiento, la vida social, la impronta o troquelado y muchos otros. En estado salvaje, los animales se manejan con ciertos códigos impuestos por la propia lucha por la supervivencia, por ser el más apto para dirigir una manada o ganarse el derecho a comer o a copular primero.

La procedencia de las conductas animales

Es difícil llegar a comprender las emociones y sentimientos de un animal, pero una forma de hacerlo es comparar las estructuras físiológicas y anatómicas de animal con las del mamífero superior con el que conviva y ver que son similares”, explica Miguel Ibáñez Talegón, Profesor de Etología Animal en la Facultad de Medicina Veterinaria de la Universidad Complutense de Madrid. Además, añade que son muchos los estudios y trabajos que han demostrado que el funcionamiento de los elementos estructurales del sistema nervioso central, referentes a la fisiología del animal y la genética, funcionan de forma bastante similar en todos los animales, incluyendo al ser humano.

¿Los animales piensan?

Es evidente que nuestro intelecto tiene una capacidad metacognitiva más desarrollada que cualquier especie conocida, pero, a diferencia de lo que muchos creen, los animales comparten con nosotros numerosos rasgos psicológicos en lo que al pensamiento se refiere. Así, el experto en psicología experimental de la Universidad de Granada, Matej Hochel, asegura que “el entorno natural da lugar a muchas situaciones impredecibles que, para muchas especies, serían un gran obstáculo a la hora de intentar sobrevivir únicamente con nociones genéticas y nociones automatizadas”.

Además, constata que el conocimiento se propaga en grupo: “Las ratas evitan los alimentos envenenados una vez que han visto que otra de su especie a muerto o ha sufrido malestar al ingerirlos. Así, las crías aprenden de sus padres a no ingerir dichos productos, aunque no hayan presenciado las consecuencias que ocasionan. Esta atención activa del animaly su aprendizaje corroboran su inteligencia”. Matej Hochel asegura que muchos expertos de laboratorio confirman que existen ciertas especies con muchas destrezas mentales, que anteriormente se creían únicas en el ser humano.

Investigar el pensamiento de un ave o un mamífero no es una tarea sencilla, puesto que se da una clara ausencia de lenguaje, por lo que la creatividad del investigador tiene un papel fundamental. “De esta forma”, explica este catedrático de la Universidad de Granada, “el experimentador pone al descubierto los problemas que permitan discernir el comportamiento automático de una actuación pensante. Esta labor es más sencilla cuando el animal se presenta ante alguna situación de peligro o de novedad, donde hay poca probabilidad de que dé con la respuesta correcta si sólo recurre a una conducta automatizada”.

La prueba del espejo

A la hora de poner a prueba la conciencia animal, la mayoría de los expertos recurren a la prueba del espejo. A través de ella se sabrán las cualidades y disposiciones perceptivas que posee cada especie y, en concreto cada individuo. En el caso de que un perro no responda a las capacidades necesarias para realizar este experimento, se analizará su capacidad mental de un modo más natural, ya que así no se verá obligada a adquirir capacidades que no entran dentro de las innatas o habituales. El test del espejo, ideado por Gallup, examina la conciencia reflexiva de los animales pero recientes experimentos han demostado que no siempre es determinante.

El primer experimento se realizó con unos chimpancés, que después de una larga temporada viéndose en el espejo, fueron anestesiados para marcarles círculos rojos en la frente y en las orejas. En cuanto despertaron y se miraron en el espejo, su primera reacción fue llevar la mano al lugar donde se habían puesto los círculos. “Esta situación evidencia que los animales se reconocen en el espejo. Aunque el test se ha realizado a diferentes mamíferos, sólo los monos y los delfines a respondido correctamente”, afirma Matej Hochel.

La etología continúa avanzando y desarrollándose a medida que logramos hacer un estudio juicioso y sistemático del comportamiento de las especies. Los perros y gatos ofrecen una interesante alternativa por su domesticación, lo que hace que sus comportamientos estén expuestos permanentemente a nuestra observación y reflexión aunque sean solo una pequeña parte del amplio campo del estudio de la etología.

Manual para comunicarte con tu perro

Nuestros amigos caninos se comunican con nosotros por medio de su lenguaje corporal, por ésto es importante que podamos comprenderlo para lograr una buena comunicación con nuestro perro y mejorar la relación que hay con él.

Es importante que aprendamos a interpretar su lenguaje corporal, así también será más fácil educarlo. Los perros también tienen músculos faciales como nosotros, que les sirven para dar diversas expresiones a la cara. Algunos perros son capaces de levantar las cejas cuando una situación en su entorno les sorprende.

La mirada, su lengua y los movimientos de la cola también les sirven a los perros para comunicarse con nosotros. Cuando los ojos están muy abiertos, quiere decir que tu perro está atemorizado, la mirada fija significa desafío, generalmente.

Por otra parte, si a nuestro canino amigo le cuelga la lengua, está relajado, cuando las orejas están hacia atrás, comunica que tiene miedo o sospecha, si en cambio permanecen erectas, está alerta.

Lo que dice la cola

La cola en movimientos rápidos se debe a que siente una gran alegría que no puede ocultar. Si tu perro hace movimientos lentos con su cola no es una buena señal, esto expresa que quiere relacionarse pero las intenciones no son las mejores. Una cola erecta significa dominio; si está baja, relajación, pero si está entre las piernas o curvada está demostrando temor o sumisión.

La posición del cuerpo

Si tu fiel amigo extiende las patas de adelante y se agacha con la espalda curvada está invitando a jugar. Pero si el cuerpo está tenso, muestra los dientes con las orejas hacia atrás y mantiene la cola rígida, si está erecta y las orejas hacia arriba y los dientes al descubierto, está preparado para atacar.

Es importante que identifiques el tipo de ladridos que hace tu perro, por medio de estos puede comunicar un saludo, una advertencia, un deseo de jugar, una petición de auxilio.

A pesar de ser un animal domesticado, se comunica como sus antepasados: los lobos, además son capaces de interpretar el tono de la voz, los movimientos y los gestos de su dueño.

Cómo cuidar a tu perro en su vejez

Los perros envejecen mucho más rápido que los humanos, un canino se puede considerar viejo a partir de los 9 años, la forma en la que envejecen depende de varios factores como: la vida que han llevado, los cuidados que han recibido y del tamaño que tengan.

Es frecuente que los perros de razas pequeñas vivan más años que los que son de gran tamaño. Los huesos y articulaciones dejan de funcionar como antes lo hacían, pierden elasticidad, este es uno de los problemas que enfrentan nuestros caninos en su vejez.

Las enfermedades más frecuentes en su envejecimiento son problemas en la columna, perroadultorodillas dislocadas, artrosis, displacia de cadera, etc. Por esto es muy importante tener su peso controlado, cuidarlos del frío y la humedad, evitar excesos en su actividad física, evitar que caminen en pisos de cerámica o de madera, pues estos son lisos y pueden resbalarse fácilmente y tener esguinces y otros accidentes.

Es fundamental que nuestro fiel amigo asista con frecuencia al veterinario, tenga sus vacunas al día al igual que sus desparasitaciones. En caso de que no quiera comer ni levantarse, es importante ir al veterinario lo más pronto posible para que este lo revise y le haga un diagnóstico y, de ser necesario, iniciar una terapia.

Tengo un cachorro y ahora qué hago

Nuestros mejores amigos peludos, al igual que nosotros atraviesan por las etapas normales de crecimiento. Si tienes un cachorro y eres primerizo en esto, aquí encontrarás una pequeña guía de qué hacer con tu nuevo amigo.

Si tu peludo tiene menos de 4 meses todavía no es tiempo para que salga a la calle, pues al no tener todas las vacunas que requiere podría exponerse a contagios y enfermedades. En sus primeras salidas evita llevarlo en tus brazos pues, aunque tu intención sea protegerlo, esto tendrá repercusiones negativas a largo plazo al relacionarse con otros caninos.  ¿Por qué? Si haces esto con frecuencia, tu perro desarrollará miedo ante los otros, lo que le impedirá tener una interacción buena y normal con ellos.

Al igual que un bebé humano, tu pequeño amigo puede desarrollar conductas agresivas o anormales si en su infancia tuvo experiencias traumáticas y negativas.

Es bueno que tu cachorro se relacione con los de su especie y otros animales pero también con las personas, así a medida que vaya creciendo, la presencia de otras personas diferentecachorros a ti no le generará tensión y no será un perro inestable, impredecible y miedoso.

Todo pequeño necesita del juego para aprender y desarrollarse, tu cachorro no es la excepción, no lo olvides, así evitarás que caiga en depresión. Para aportar a su aprendizaje puedes jugar con él a buscar objetos, a trepar, a enfrentar obstáculos acordes con su capacidad física y tamaño, con esto se estimularán sus sentidos. También es recomendable que incluyas a tu peludo amigo en las actividades que te gustan, así fortalecerás la confianza que tienen.

Los animales de Isla Fuerte nos necesitan, te necesitan


Nuestra hermosa y dolida Colombia, está llena de riquezas naturales y los animales domésticos hacen parte de este patrimonio. Desafortunadamente muchos de estos animales que nos acompañan en el día a día, padecen serias dificultades que obedecen a los problemas que entraña su domesticación, uso y abuso. Para aliviar un poco esta problemática, la Corporación RAYA realiza jornadas de esterilización en municipios de Colombia, sin atención estatal, con el fin de mejorar las vidas de los animales y de toda la comunidad.

La próxima jornada de esterilización se realizará en el mes de diciembre en Isla Fuerte. Un lugar en el mar Caribe colombiano, lleno de belleza pero también de dificultades y pobreza. Para ello la Corporación Raya está buscando personas como tú, que por sólo $60.000 patrocine la esterilización un perro, un gato o la atención veterinaria de alguno de los burros de la isla. La meta es alcanzar las 300 cirugías y las 100 atenciones, para verdaderamente impactar el bienestar de la isla, pero hace tan sólo una semana sólo llevaban 41 esterilizaciones recogidas. Es por ésto que queremos hacer un llamado urgente para apoyar esta noble causa.

Puedes consignar tu patrocinio en la cuenta de ahorros Bancolombia 238 974972 21 a nombre de la Corporación Raya con NIT 811039256 y enviar el comprobante al correo esterilizaciones@corporacionraya.org. Los animales de Isla Fuerte nos necesitan, te necesitan.